HTML 5 o como hacer que la web funcione mejor

.

Ya hace un tiempo que todos venimos topándonos en la web con alguna noticia sobre HTML 5, pero se la pasa por alto o se la deja de leer porque resulta chino puro. Y no es para menos, pues se trata de un lenguaje de programación. Sin embargo, esto no es solo para entendidos: los cambios que se están gestando involucran a todos los internautas, pues HTML es uno de los pilares de Internet.

En efecto, esta nueva versión del estándar de la web por excelencia, para el que todos los navegadores actuales se encuentran en carrera por implementar, repercutirá en enriquecer la www de cara al usuario; y también en la forma de trabajo de los desarrolladores.

Inicio de la web

Cada página que los internautas visualizan en su navegador es el resultado de la interpretación que estos hacen del código escrito en HyperText Markup Language (HTML, Lenguaje de Marcas de Hipertexto). Este lenguaje sirve para describir la estructura y el contenido en forma de texto. Se escribe en forma de “etiquetas” compuestas por un texto y paréntesis angulares; también se permite incluir en el código los llamados script, que entre otras cosas, permiten ejecutar acciones como la consulta a una base de datos. Otra particularidad, es que HTML puede ser creado en cualquier editor de textos básico como el bloc de notas de Windows.

HTML data de 1990, cuando fue gestado por el físico nuclear Tim Berners-Lee, quien necesitaba intercambiar información de sus proyectos de forma más efectiva y sencilla. Todo ese proceso lo llevó a la creación de este lenguaje y del primer navegador que lo podía interpretar. Pero más importante aún, es hecho dio lugar a algo mucho más trascendente: la World Wide Web. Es por eso que a Berners-Lee se lo conoce como “el Padre de Internet”.

Evolución

Desde entonces, la web ha cambiado en forma radical. Las necesidades de Berners se volvieron primitivas a lo que en el correr del tiempo han demandado los internautas. Desde que se hizo popular, en 1995, HTML ha acompañado esta evolución, respondiendo de forma satisfactoria a los cambios. No obstante, la última versión de este estándar, la 4.01, data de 1999, una fecha demasiado lejana para la rapidez con que cambia todo.

Sucede que a partir de ese año, la World Wide Web Consortium (W3C, por sus siglas en inglés), organismo encargado de las pautas y estándares de Internet, centró sus esfuerzos en otras tecnologías (ver recuadro). Incluso, en el año 2000 creyó conveniente usar el metalenguaje XML para dar lugar a XHTML, lo que consideró como evolución de HTML.

Hasta hace unos meses, la W3C estaba centrada en el desarrollo de XHTML 2, pero la propuesta no fue del agrado de varios fabricantes de software. En ese sentido, la fundación Mozilla junto a Apple, Google y Opera formaron el WHATWG (Web Hypertext Application Technology Working Group) para continuar con el desarrollo de HMTL. La semana pasada Microsoft decidió sumarse al grupo, para que Internet Explorer soporte este nuevo estándar.

En tanto, a principios de este año, la W3C sintió la presión y decidió parar la producción de XHTML 2 e invertir los esfuerzos en HTML 5. El asunto es que ambos grupos trabajan en paralelo.

Lo nuevo

La nueva versión del HTML, cuyo primer borrador salió en enero de 2008, trata de incorporar elementos que se han vuelto comunes en la web como el apartado multimedia así como aspectos de usabilidad que mejoran la experiencia del usuario.

Estas carencias han sido cubiertas con otras tecnologías. El uso de la tecnología Ajax, por ejemplo, ha permitido mejorar enormemente las interfaces de las aplicaciones web. En el caso del video, este se ha vuelto ubicuo gracias a la tecnología Flash, desarrollada por Adobe (esto es paradójico, porque se trata de una tecnología propietaria, y no de un estándar abierto como es tradicional en la web).

Con HTML 5 se busca paliar estos fallos en el apartado multimedia, que también solucionarán los problemas que surgen al querer visualizar video en dispositivos como celulares, que implican nuevos formatos y una diversidad de sistemas operativos. Específicamente, con el tema video, se decidió que HTML 5 no se decantara por ninguna tecnología en concreto como estándar, ya que hay diferencias entre lo que quiere la W3C (un formato abierto) y la WHATWG (que quiere proteger la continuidad de QuickTime y Flash).

Nuevas etiquetas y atributos

El nombre alternativo para HTML 5 es Web Applications 1.0, porque pone en primer lugar estos aspectos propios de la web semántica, en la que el contenido y la forma en que este se presenta son independientes. Esto se ve más de lado del desarrollador web, pues para el usuario resulta transparente. Sucede que HTML 5 es compatible hacia atrás y los navegadores que se basan en HTML 4 podrán leer sin problema las páginas preparadas para este formato.

En concreto, quienes escriban código se han encontrado con la aparición de etiquetas para explicar mejor a los navegadores y a los buscadores cuál es el contenido que se alberga entre ellas. A su vez, hallaron nuevos atributos, que son los elementos que determinan como se comporta cada etiqueta; y otro aspecto interesante, es que se ha mejorado el soporte en la sintaxis para que las páginas luzcan un aspecto más similar en los diferentes navegadores.

Entre otras etiquetas, se incorporan <audio> y <video> para señalar contenidos multimedia; se podrá disminuir mucho el uso de tablas, pues para estructurar el cuerpo de una página se podrán usar <article>, <section>, <header> y <footer>; también se incorporó <nav> para designar los menús de navegación y <aside> para delimitar barras laterales.

También para el desarrollador será más fácil introducir funciones sin necesidad de programar código. En concreto, es mucho más fácil incorporar a una página el arrastar y pegar, editar documentos y guardar datos proporcionados por el usuario.

Fuente: http://www.davidgomez.com.uy

Anuncios

About this entry